HABLAN LOS COMUNISTAS DE RUSIA

COMUNICADO DEL PARTIDO COMUNISTA DE LA FEDERACIÓN RUSA:

ESTADOS UNIDOS Y LA UNIÓN EUROPEA ESTÁN REHABILITANDO EL FASCISMO 

En estos días, tratando de evitar la derrota total, los fascistas de Bandera están tomando como
rehenes a cientos de miles de residentes de ciudades ucranianas. Los nazis, bajo amenaza de
muerte, no dejan salir a los civiles de la zona de combate, condenándolos al papel de escudo
humano.

Se repiten las viles tácticas de las tropas nazis en el territorio de la URSS, cuando durante el
ataque empujaron a mujeres y niños delante de ellos, cuando llevaron a las personas a los campos de minas.

En Occidente, en caso de captura de un rehén por terroristas, se eleva un ruido increíble. Cientos
de miles de personas han sido convertidas en rehenes en Ucrania. Nos gustaría una respuesta
directa y clara de los líderes occidentales -Biden, Macron, Scholz y Johnson- y de los liberales
rusos: ¿apoyan las tácticas criminales de toma de rehenes de los nazis de Bandera o condenan
estas atrocidades?

Lo que la gente de Bandera está haciendo en Ucrania es fascismo absoluto. Esperábamos que la
derrota del nazismo alemán en 1945 por el pueblo soviético y su victorioso Ejército Rojo pusiera
fin a este fenómeno inhumano. Pero hoy volvemos a ver con ansiedad el crecimiento de este
tumor canceroso en el centro de Europa. Y de nuevo con la ayuda de las “democracias”
occidentales.

No hemos olvidado que Estados Unidos y Gran Bretaña contribuyeron económica y políticamente al ascenso del fascismo en Alemania. La Wehrmacht de Hitler, que destruyó a decenas de millones de personas, se creó en gran parte con el dinero de los monopolios estadounidenses y los
oligarcas alemanes.

Y hoy, Estados Unidos y la Unión Europea son directamente responsables de las atrocidades de
los fascistas de Bandera que tomaron el poder en Ucrania como resultado de un golpe de estado
en febrero de 2014.

Este golpe se llevó a cabo con la participación directa de los países occidentales, lo que fortalece
aún más su culpa por el derramamiento de sangre en Ucrania.

Condenamos enérgicamente el intento de las autoridades alemanas, con el pretexto de los
acontecimientos en Ucrania, de desligarse de la responsabilidad por los crímenes del nazismo
alemán durante la Segunda Guerra Mundial. En vano esperan en Berlín que Rusia, Bielorrusia y
Ucrania se hayan olvidado de las monstruosas atrocidades de los fascistas alemanes en los
territorios ocupados de la URSS, de los millones de personas que fueron fusiladas, ahorcadas y
torturadas hasta la muerte en campos de concentración en Alemania. y Polonia.

Y si los pueblos de Europa, muchos de los cuales lucharon contra la URSS del lado de Hitler, se han olvidado de esto, recordemos que Alemania en 1999, como en 1941, bombardeó Belgrado.

La decisión de Berlín de suministrar armas a los nazis y permitir que los ciudadanos alemanes
participen en las hostilidades del lado de los nazis significa que Alemania se dirige nuevamente
hacia la rehabilitación del fascismo

Los comunistas siempre han estado al frente de la lucha contra el nazismo. Y hoy confiamos en
que la izquierda y las fuerzas progresistas de todo el mundo nos apoyarán en esta lucha.

Hacemos un llamado a la comunidad mundial con una demanda para condenar resueltamente las tácticas criminales del fascismo de Bandera, que toma como rehenes a ciudadanos civiles de
Ucrania. Cualquier otra posición significaría condonar los crímenes de lesa humanidad.

Presidente del Comité Central del Partido Comunista
Gennady Ziuganov.