EL 1 DE MAYO EN ITALIA

“Paciencia cero”:

el 1 de mayo una gran manifestación telemática cruzará Italia El 1 de mayo una gran manifestación cruzará toda Italia con el lema “Paciencia Cero”.

En tiempos de distanciamiento social será una manifestación telemática pero no menos llena de fuerza y rabia: una emisión en directo ininterrumpida, en las páginas web y redes sociales de las organizaciones patrocinadoras, contará las luchas, quejas e iniciativas de solidaridad – entremezcladas con las aportaciones del mundo de la música – que dejan entrever el nacimiento de otra sociedad.

No estamos muriendo sólo por el Covid-19, ni la crisis mundial es sólo el resultado del coronavirus. En todas partes existe la conciencia de que el sistema económico y social occidental es incapaz de proteger a la sociedad humana de una crisis de estas características y que ha llegado el momento de tomar otro camino. La propagación del virus sólo ha puesto de manifiesto el acaparamiento de recursos en manos de unos pocos, que hoy en día se ha vuelto insoportable porque amenaza nuestra propia supervivencia.

La falta de seguridad laboral, el desmantelamiento de la salud pública y la falta de preparación para las emergencias son la prueba de que todo se sacrifica en aras de la competitividad de las empresas en los mercados mundiales.

Las muertes en el trabajo, las muertes de migrantes, en el mar, las muertes de ancianos en las RSA, las muertes de trabajadores de la salud, demuestran que el derecho a la seguridad y la salud ha muerto y que el artículo 32 de la Constitución está subordinado a los intereses de las empresas.

La cínica prisa de los patrones por reabrir todas las actividades y la falta de dispositivos de protección producen una serie continua de asesinatos que no se deben a la propagación del virus sino a la responsabilidad precisa de quienes, ante una emergencia de enormes proporciones, siguen anteponiendo los beneficios y el valor de las acciones a los intereses de la comunidad.

El aumento de las desigualdades sociales, la enorme extensión de la pobreza, la ampliación de la precariedad y el trabajo precario, la multiplicación de mil formas de trabajo atípico, por cuenta propia y con IVA, explotado, empobrecido y desprotegido, el aumento de las desigualdades de género, son el resultado de las contrarreformas del mercado laboral puestas en marcha en los últimos años.

La propagación del virus sólo ha puesto de relieve el acaparamiento de recursos en manos de unos pocos, que hoy en día se ha vuelto insoportable porque amenaza nuestra propia supervivencia. El distanciamiento social es ahora una necesidad para detener el contagio. Pero existe un fuerte riesgo de que se convierta en un arma para cerrar la boca y evitar la explosión de la protesta.

En las renovadas prohibiciones de huelga ya podemos ver un deseo de regular el país. Una mordaza en la voz de millones de trabajadores que quieren el respeto al derecho a la salud, a los ingresos y a la democracia.

El pueblo puede haberse quedado sin paciencia. Mientras el pensamiento único se desmorona, la austeridad fuertemente deseada por la Unión Europea entra en crisis y las recetas neoliberales se ponen en tela de juicio, tal vez llegue el momento de un nuevo comienzo. Defender la vida y la salud del planeta y de sus habitantes es el nuevo imperativo de la solidaridad internacionalista.

Hagamos del Primero de Mayo el límite de nuestra paciencia.

El fin de nuestra paciencia es un dispositivo de protección de masas.

USB https://www.usb.it/leggi-notizia/pazienza-zero-il-primo-maggio-un-grande-corteotelematico-attraversera-litalia-1114.html FRANÇAIS “Zero Patience” : le 1er mai, une grande manifestation télématique