ORGULLO PARA CUBA Y GAMBIA

ORGULLO PARA CUBA Y GAMBIA.

Por: MSc. María Inés Álvarez Garay

“Lo más importante habrá de ser su consagración total al más noble y humano de los oficios: salvar vidas y preservar salud. Más que médicos, serán celosos guardianes de lo más preciado del ser humano; apóstoles y creadores de un mundo más humano.” Fidel Castro

Bajo estos preceptos se han formado en la Mayor de las Antillas miles de jóvenes de todo el mundo, con un  espíritu de solidaridad e integración tan profundo que no se borrará jamás. Su ejemplo ha despertado, conciencias y será seguido por muchos profesionales más que llegarán hasta sus comunidades listos para salvar millones de vidas y brindar una salud segura y altruista.

Hoy Cuba y Gambia se llenan de orgullo con dos jóvenes gambianos que acaban de recibir el título de Doctores en Medicina, en la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Cuba.

Ellos son los doctores Habibou Jallow y Modou Lamin Boye, el primero culminó su carrera con titulo de oro y con la condición de mejor graduado integral.

Estamos conscientes que partirán a la hermana República de Gambia a brindar servicios de excelencia a sus coterráneos con  humildad y entrega.

El Dr. Jallow en su discurso de graduado recalcó,  “. Aquí hemos aprendido muchos valores, a ser más altruistas, más sencillos, más humanos, más solidarios y lo más importante a ayudar al prójimo sin importar las circunstancias. Además me ha dado la posibilidad de cumplir con el sueño de formarme como médico de ciencia y conciencia. “

y agregó, ” el mundo merece Amor, Paz, Felicidad, Igualdad, Libertad, Solidaridad, Justicia e Independencia; basta ya de guerras, rencores e intereses mezquinos, y para conquistar y mantener ese estadio se requiere valentía y conciencia social. Y si cada uno de nosotros que somos graduados de 21 países diferentes transmitimos este mensaje, seguro lograremos un mundo mejor porque sin lugar a duda el cambio somos todos”.

Más Médicos y no Bombas, por un mundo mejor y más justo para todos!.

Cuba y Gambia en solidaridad.

La formación de recursos humanos en salud competentes, preparados científica y políticamente, con los valores humanos que respondan a los intereses de nuestra sociedad socialista, son requisitos indispensables para lograr una cobertura universal en salud. No solo hace falta una infraestructura adecuada del sistema de salud y política públicas en ese campo que respondan a los principales problemas de salud del individuo, la familia, la comunidad y el medio ambiente, sino que resulta imprescindible que la educación que se imparta en los centros formadores logren la integralidad del personal de la salud que sea capaz de llevar adelante esas políticas.