CENIZAS EN EL LITORAL HABANERO

Por PEDRO MARTÍNEZ PIRES

Gracias a la solidaridad de Gabriel Navarrete Martínez, Presidente de la
> Asociación Española Cultura y Cooperación Internacional y Miembro de Honor
> de la Fundación Guayasamín, pude entregar esta tarde calendarios de
> bolsillo de 2021 ilustrados con la imagen de Eusebio Leal Spengler a los familiares
> del colega Lorenzo Oquendo Zayas, fallecido la semana pasada, y a todos
> los que asistieron a depositar sus cenizas en el mar, muy cerca de la
> desembocadura del Río Almendares, en el litoral habanero.
>
> Hablé en el acto en representación de Radio Habana Cuba. Me impresionó
> mucho la familia de Oquendo, especialmente  su compañera Felicia Curbelo García,
> Fifi, quien a sus 83 años de edad fue la primera en estar cerca del mar en
> esta tarde de fuertes vientos que refrescaban el hermoso litoral de la
> capital cubana.
>
> Y recordé en mis palabras que el joven Lorenzo Oquendo fue uno de los
> milicianos que estuvo con Fidel Castro el 16 de abril de 1961, cuando el
> Comandante proclamó el carácter socialista de la Revolución y anunció la
> existencia de una planta de radio que llevaría al mundo la verdad de Cuba,
> y que dos semanas después se identificaría con el nombre de RADIO HABANA
> CUBA.
>
> Y fue hermoso comprobar que entre los periodistas de la emisora presentes,
> estuvieron dos no nacidos en Cuba: un estadounidense y un yemenita,
> militantes del Partido Comunista de Cuba, quienes representaron también
> las transmisiones en dos de los idiomas extranjeros en los que cada día nos
> comunicamos con nuestros oyentes en el mundo: el Inglés y el Arabe.
>
> Igualmente estuvo en este sentido acto la periodista cubana a cargo de las
> transmisiones en Esperanto, y otros colegas en representación de la
> Redacción Informativa, el Departamento de Correspondencia Internacional,
> el de Comentarios, la Sala del Satélite, la Página Web, así como la directiva
> del Núcleo del Partido Comunista de la emisora.
>
> Recordé en mis palabras el apotegma martiano que parece escrito para
> personas con la trayectoria laboral y política de Lorenzo Oquendo: “La
> muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.
>
> Ejemplo de modestía, consagración al trabajo, honestidad, sencillez,
> calidad humana, fervor revolucionario, humanismo y fraternidad, fueron los
> atributos que identificaron siempre la conducta de Oquendo, con quien compartí en
> muchas ocasiones no solamente en Radio Habana Cuba, sino también en la
> Comisión de Prensa de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas.
>
> Oquendo fue mi relevo en la cobertura dominical de los programas “Aló,
> Presidente”, que transmitimos a través de las ondas internacionales de
> Radio Habana Cuba desde el domingo 24 de diciembre del año 2000.
>
> Fue el reportero que se ganó el aprecio y el reconocimiento no solamente
> de la ACNU, sino también del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la
> Asociación de Agricultores Pequeños, los Ministerios de Agricultura y de
> Ciencias, y un periodista octogenario que, gracias a su arrojo juvenil,
> supo apropiarse de las nuevas tecnologías en su afán de ser bien útil a Radio
> Habana Cuba.
>
> Trabajó durante más de veinte años en el periódico y la radio de la
> occidental provincia de Pinar del Río, desde donde llegó un día a laborar
> a > Radio Habana Cuba, algo que le pedí y que todos los oyentes de nuestra
> emisora podrán confirmar cuando escuchen el martes 13 de abril de 2021 el
> programa RHC, AÑO 60, en el cual es Lorenzo Oquendo Zayas el protagonista
> principal.
>
> Tarde de solidaridad, amor y amistad en el litoral habanero fue la de este
> sábado 3 de abril de 2021. Siembra en el mar de las cenizas de un veterano
> periodista cubano que supo también cumplir en naciones de Centroamérica
> misiones de riesgo, y lo hizo siempre con lealtad y sencillez, y con la
> introducción que repetía siempre en sus reportes periodísticos: “Sí, aquí
> estoy, soy Lorenzo Oquendo”.
>