ANTE TANTA INJUSTICIA, SÓLO QUEDA NUESTRA VERDAD

Por MSc. María Inés Álvarez Garay (*)

Durante casi 60 años el pueblo de Cuba sufre las consecuencias del injusto y cruel bloqueo de los EE.UU. contra nuestra nación soberana.

El propósito de esta política ha sido, desde su implantación, imponernos su voluntad mediante la coerción y la fuerza, a despecho de las normas del derecho internacional y en contra de la voluntad y decisión del pueblo cubano de defender la soberanía y el derecho a la autodeterminación. No han logrado su propósito, pero sin dudas, han causado considerables daños a la economía y a los habitantes de la mayor de las Antillas.

Sus patrañas desestabilizadoras, sus constantes infamias, sus actos terroristas y campañas que intentan desacreditar la labor altruista y solidaria de las misiones médicas cubanas en el mundo, solo demuestran la crueldad de sus entrañas.

Ante tanta injusticia, solo queda nuestra verdad, nuestros principios, valores y nuestra firme convicción de revolucionarios e internacionalistas, valientes, incansables e inclaudicables.

La Brigada Médica Cubana en Gambia (BMC) realiza una labor humana que ya deja una huella imborrable en el corazón de este pueblo africano, lo demostramos cada día con nuestras acciones que son nuestro pasaporte ante tantas calumnias y agresiones.

En un rincón distante de la geografía gambiana nos encontramos con un colectivo destacado que no solo enfrenta y combate las enfermedades, sino también las inclemencias del tiempo, el calor intenso casi insoportable de esta región en esta época del año.

Bansang, región donde está enclavado un hospital que atiende una gran cantidad de pacientes y donde laboran más de 10 colaboradores cubanos, entre ellos la ginecoobstetra Dra. Annia Celia Ocaña, la cirujana general Dra. Gleidis Acosta Guerrero, el anestesista Lic. Alejandro Fonseca Fuentes, que junto al colega gambiano Dr. Edredsa Jawo acaban de salvar dos vidas, casos de alto riesgo que gracias a este equipo hoy están estables y en recuperación, sin riesgos para sus vidas.

Al primer caso se le realizó intervención quirúrgica, una paciente de 50 años con un tumor gigante de ovario, a la cual se le realizó histerectomía total abdominal con doble anexectomía, con resultados exitoso.

El segundo caso se trató de una gestante de 34.2 semanas, la cual sufrió mordedura de serpiente en miembro inferior izquierdo desarrollando como complicación un síndrome compartimental a ese nivel. Se le realizó en un primer tiempo la operación cesárea y en un segundo tiempo fasciotomía del miembro inferior izquierdo.

Seguiremos combatiendo y derrocando a la muerte junto al pueblo gambiano. Votamos por la vida, esa es nuestra palabra de orden, como dijera nuestro invencible y eterno comandante en Jefe, Fidel Castro:

 ” …. Porque todo lo que se haga por los demás, todo lo que se haga por otros pueblos, todo lo que se haga por la humanidad, es lo que puede dar sentido a la vida de un revolucionario. Es lo único que nos permite poder sentirnos miembros de la familia humana”.

¡Abajo el bloqueo!¡Viva Cuba solidaria!

(*) Colaboradora y profesora de la Brigada Médica Cubana en Gambia