CONTRA CORREA: LA MARATÓN DE LA INFAMIA

Sentencia contra Rafael Correa:

La farsa del Siglo

Por: Artemidoro Zevallos

El Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia dictó sentencia en el juicio conocido como “Sobornos 2012 – 2016”.

OBJETIVO: ASEGURAR ELECCIONES PRESIDENCIALES Y LEGISLATIVAS DE 2021 SIN LA PRESENCIA DE LA FUERZA POLÍTICA DE MAYOR INTENCIÓN DE VOTO DEL PAÍS O, POR LO MENOS, SIN LA PARTICIPACIÓN DE SU LÍDER HISTÓRICO, RAFAEL CORREA DELGADO.

Esta clara politización de la justicia y, al mismo tiempo, judicialización de la política, se enmarca en un proceso de persecución sistemática al conductor de la Revolución Ciudadana, que en el plano judicial ya se expresó en el surrealista juicio penal por secuestro en Colombia de F. Balda, cuyos supuestos autores materiales habrían sido dos agentes de inteligencia del Ecuador, “defendidos” por un abogado que los obligó a confesar su culpabilidad, mientras aportaban con las más insólitas e inverosímiles “pruebas” contra los autores intelectuales, por supuesto, el Economista Correa y el señor Pablo Romero.

Evidentemente, en eso consistió “el trabajo de defensa profesional” que tal abogado les proporcionó a los policías inculpados y que en algún momento incluyó una procaz denuncia de interferencia y presión moral sobre una procesada, por parte de la asambleísta Sofía Espín Reyes y la abogada Yadira Cadena. No olvidemos que la fiscalía, por instrucciones de su titular, admitió la denuncia, persiguió durante más de un año a estas dignas mujeres ecuatorianas, en territorio nacional y fuera de él.

Y alentó a parlamentarios obsesionados por el más condenable odio partidista a destituir de sus funciones a dicha asambleísta, en una decisión por la cual tendrán que responder sus autores. (Al final: La fiscalía obtuvo otra brillante calificación de 10/20, al no poder sostener los cargos ante los jueces.

Pero, en lo principal, reconocimiento oficial de un pretendido secuestro que, ante la justicia colombiana, fue originalmente investigado como un acto de violencia a lo interno de un grupo delictivo, compuesto por F. Balda y varios hampones colombianos. Además, ¿A quien se le ocurre que el Presidente ecuatoriano y el Secretario de Inteligencia escogerían para la ultra delicada misión de secuestrar en Colombia al “gran opositor político F. Balda” a una señora policía de evidente debilidad física y de ánimo manso, por decir lo menos).

¡Para eso se “tomaron la Justicia” y casi todas las instituciones del Estado, después de la Traición y de la inconstitucional consulta popular y plebiscito de 4 de febrero de 2018! Así manejan jueces, cortes, tribunales, fiscales, para consolidar su poder ilegítimo, antidemocrático, antipopular, pro oligárquico y servil al Imperio Americano. Y ABSOLUTAMENTE INEFICIENTE A LA HORA DE INTENTAR SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE LA NACIÓN Y DEL PUEBLO.

¡IMPONGÁMONOS TODOS LA TAREA DIARIA DE INCREMENTAR LOS NIVELES DE UNIDAD DE LAS FUERZAS POPULARES, PARA CAMINAR NO SÓLO HACIA LAS ELECCIONES DEL 2021 SINO PARA VOLVER A CONSTRUIR LA PATRIA!