EN MEMORIA DE LUIS EDUARDO AUTE

por Pedro Martínez Pírez

En medio de la tristeza que provocan las noticias sobre las numerosas muertes en el mundo a causa de la COVID-19, los cubanos que conocimos al gran músico español Luis Eduardo Aute, tuvimos el pasado sábado una nueva pena al conocer su fallecimiento en Madrid, a los 76 años de edad.

Sabíamos que el también pintor, escultor y director cinematográfico había sufrido hace cuatro años un infarto que lo tuvo durante dos meses al borde de la muerte, y de cuyo impacto nunca se había recuperado totalmente, pero nos conmovidos ante la triste noticia de su fallecimiento.

La última vez que pude conversar con él fue en noviembre de 2012 en Quito, en ocasión del décimo aniversario de la inauguración de la Capilla del Hombre, cuando la Fundación Guayasamín organizó la tercera edición de los conciertos conocidos como Todas las Voces Todas, en el cual participaron por Cuba los cantautores Pablo Milanés y Carlos Varela.

Además de Luis Eduardo Aute, participaron por España Ana Belén y Víctor Manuel; los chilenos Inti Illimani, Quilapayún y Alberto Plaza; el colombiano Cabas; los argentinos Víctor Heredia, Piero y León Gieco; y la estadounidense Yoan Báez, entre otros destacados cantantes y grupos musicales, también en representación de Perú y Ecuador.

En la primera jornada del festival, el 27 de noviembre el entonces Presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien fue uno de los 13 mil asistentes de esa noche al Concierto, se unió con su puño en alto al coro de la muy ovacionada canción “El pueblo unido jamás será vencido”, que fue interpretada por el grupo chileno Quilapayún.

Recuerdo en especial la participación de Aute en ese Concierto al interpretar varias de sus preciosas y comprometidas canciones, entre ellas “El niño que miraba al mar”, una pieza autobiográfica del inolvidable artista español, que tanto lo relaciona con Cuba.

De ahí que entre los primeros cubanos en lamentar su fallecimiento estuvieran el Presidente Miguel Díaz-Canel, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, y los cantautores Silvio Rodríguez y Vicente Feliú.

También expresó sus condolencias el escritor cubano Abel Prieto, actual Presidente de la Casa de las Américas, con quien estuve en el Concierto Todas las Voces Todas en el 2012, y en una de las actividades organizadas por la Fundación Guayasamín compartimos mesa con Luis Eduardo Aute.

Comparto para finalizar este reporte la reflexión de Abel Prieto, quien afirmó que “el fallecimiento de Luis Eduardo Aute constituye una pérdida muy dolorosa para Cuba, y para todos los que defendemos las utopías”.

La Habana, 6 de abril de 2020.