LOS NIÑOS MINEROS DEL PERÚ PROFUNDO

Las protestas contra el Minsa comenzaron el pasado 13 de febrero, en las que un grupo de familias exigió al Estado peruano que cumpla su obligación de atender a los menores intoxicados, consecuencia de la explotación minera en Cerro de Pasco, a cargo de la empresa Volcan desde hace más de 20 años.

Hace 3 semanas, pobladores de Cerro de Pasco llegaron a Lima para entablar un diálogo y una solución definitiva con las autoridades sobre el problema ambiental.Sin embargo, en un inicio no recibieron respuesta alguna, es por ello que decidieron tomar la avenida Salaverry. El pasado 10 de marzo se produjeron enfrentamientos por parte de la policía y las personas que acampaban en los exteriores del Ministerio de Salud, después de tanto insistir lograron ingresar al Ministro, sin embargo no recibieron una solución a su problema.

¿QUÉ DENUNCIAN?Ellos denuncian que la actividad de la minera Volcam contamina su aire y agua, producto de ello, sus hijos han enfermado de leucemia y otros tipos de cáncer.

¿QUÉ EXIGEN?Ellos exigen  que la Presidencia del Consejo de Ministros del Perú se comprometa a atender las demandas acordadas en el Acta 2018. Esta incluye: en Salud, tratamiento integral/internacional para los niños de Pasco. Así como cumplimiento de la Ley 29293 “Ley de reubicación de Cerro de Pasco”. 

Asimismo, la principal demanda al Estado por parte de las familias afectadas es que se brinde la atención médica necesaria a los menores que presentaron intoxicaciones por plomo y otros metales.

MEDIDAS Las familias indican que no se moverán del campamento hasta ver efectivas las medidas prometidas por el Ejecutivo, que incluyen su reubicación fuera de Cerro de Pasco y atención especializada en el extranjero para mejorar la salud de sus niño.

CIFRAS QUE DUELENLa Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) detectó en un primer estudio que los niños de entre 6 a 8 años vivían con un nivel alto de plomo en la sangre, un promedio de 15.5 microgramos por decilitro, cuando lo permitido por la OMS es de 10 μg/dl.

Y se ha constatado en un último estudio realizado en setiembre de 2016 por Source International y Centro Labor, en el que se reveló la presencia de entre 4 a 10 metales pesados en el cabello de los niños.