¡ADIÓS 2019. BIENVENIDO 2020!



Por Dailenis Guerra Pérez/
Especial para Resumen

Foto: Irene Pérez/Cubadebate

Un duro año para los habitantes de esta Isla.
Un período que constituyó la firme
demostración de la persistencia de los
cubanos, la tenacidad de su alma, el regocijo
de su raíz, la resistencia de su cuerpo.

Momentos memorables vivimos en los 365
días. Un 2019 que nos deparó júbilo, pero
también dolor.

Los acontecimientos más trascendentales
fueron sin dudas el devastador paso del
tornado en los momentos renacientes del
calendario, la aprobación de la nueva
Constitución de la República de Cuba, el
recrudecimiento del bloqueo económico,
comercial y financiero y la celebración por el
medio milenio de La Habana.

Recordar algunos momentos se hacen
cruciales para valorar la firmeza de este
pueblo

ITornado

El 2019 inició con un desafío natural para los
habaneros.

En la noche del 27 de enero las poderosas
embestidas de un tornado (categorizado como EF-4 según la escala Fujita Mejorada, con
vientos aproximados de 300 km/h)
arrebataban los tejados de paredes,
derrumbaban hogares y despojaban vidas.

El amanecer del 28, día significativo para todo el pueblo, pues se conmemora el natalicio del Apóstol José Martí, los capitalinos
amanecimos con la triste noticia.

Con el mismo ímpetu que tenía Martí, se volcó un pueblo solidario para levantar la ciudad.
Las donaciones y el acercamiento al doliente crecieron con el paso de las horas.

La masa juvenil y trabajadores de todos los
organismos se sumaron a la recuperación de
los 5 municipios afectados.Los daños
contabilizados registraron ocho mil 319
afectaciones al fondo habitacional de varios
municipios habaneros, incluidos mil 068
derrumbes totales en vivienda.

Aquel capricho de la madre natura se volvió un fenómeno solidario que acogió la ayuda y
solidaridad internacional como un fuerte lazo para avanzar hacia la recuperación.

Jamás se había visto tanto sentir en el pueblo tras un fenómeno meteorológico. La prensa
tradicional, digital y las redes sociales se
volvieron ojos de aquellos que desde lejanas
provincias no podían acercarse y enviaban
ayuda material para los que lo perdieron todo.

La recuperación tras el tornado fue inminente. Los primeros días no se durmió en La Habana.

Llegaban brigadas de todas partes del país
para borrar rápidamente aquella desolación.

La participación del pueblo, la intervención de la defensa civil y del gobierno revolucionario
para tomar cada medida también fue
aplaudida.

Cuatro meses después más del 80 por ciento
de las afectaciones se encontraban en
recuperación constructiva.Los tornados
continúan en La Habana; esta vez volcados en esperanza

II La Habana de los 5 siglos

El 16 de noviembre llegaba con 5 siglos a
cuestas.

Era el medio milenio de  La Habana.

La celebración para la ciudad de mela´o de
caña y exóticas bebidas fue esplendorosa. Mi
Habana, la que abraza a todos sus hijos,
aunque  pronuncien musicalmente las
palabras porque llegaron de Oriente con
sueños y vida en manos. Esa misma a la que
no le importa si sus habitantes rezan un padre nuestro o dan siete vueltas a las ceibas para
que su esperanza no esté perdida.

Amenazada por corsarios y piratas, la capital
se alimenta del tiempo vivido para tomar
fuerzas y contar anécdotas a los más
cosmopolitas.

La ciudad de los balcones, los cláxones  de los autos o las ruinas de construcciones antiguas; ha vivido un homenaje de gratitud de los
afortunados que pudimos presenciar el
momento en que cumplió medio milenio.

A la Ciudad Maravilla le rendimos una múltiple agenda de festividades.

Sobresalieron las remodelaciones a su obra
cumbre: El Capitolio, al mercado de Cuatro Caminos, al Jardín Japonés del Jardín Botánico,
los Jardines de La Tropical, al Parque Forestal y Parque Lenin.

En la urbe se  terminaron más de 2 000 obras
constructivas en aras de ofrecer servicios de
excelencia. De ellas, 1 400 objetos de obras
sociales como salas de operaciones y de
ingreso en hospitales, laboratorios y aulas.
Destinadas a los servicios gastronómicos y
comerciales se destinaron  alrededor de 900
proyectos de diferentes magnitudes y con un
alto impacto comunitario

La dama cumplió 500 años. Rebosada de
alegría vive el orgullo de los que la habitan sin ensayos. La Habana que emite reflejos, la que se empina, desarrolla y crece, seguirá siendo por muchos más siglos  la extraordinaria
capital de todos los cubanos.

IIIBloqueo vs Cuba: ¡Nos tiraron a matar y estamos vivos!

Tengo encima de la mesa el discurso
pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel
Bermúdez, Presidente de la República de Cuba en la clausura del IV Periodo Ordinario de
Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder
Popular en su IX Legislatura.

Está ahí, al lado izquierdo, con deseos de
penetrar en el pecho.

Decía nuestro presidente que “Cuando se
escriba la historia de estos días, habrá que
reservar un capítulo al año 2019 por el modo
brutal, demente, podría decirse, en que durante este año escaló la agresión a Cuba,
prácticamente, al ritmo de más de una medida por semana; es decir, una “vuelta de tuerca”
cada siete días para asfixiar a nuestra
economía”.

Desde casi seis décadas el bloqueo
representa un freno para el desarrollo de
todas las potencialidades de la economía
cubana.

Según el informe de Cuba contra el bloqueo,
desde abril de 2018 hasta marzo de 2019, esta política agresiva ha causado pérdidas en el
orden de los 4 mil 343,6 millones de dólares. Si valoramos los daños acumulados la cifra asciende a 138 mil 843 millones 400 mil dólares

Para sumar más rayas al tigre, la
administración norteamericana privatizó  los
vuelos, las remesas, la transportación de
combustible y seguros, la llegada de cruceros,la atención mediante servicios médicos y
varios financiamientos.

En la carne propia del pueblo azotó el látigo.
Once millones de habitantes sintieron cómo
declinó la  transportación pública durante elmes de septiembre y las afectaciones a todos
los sectores de la economía.

La información real y oportuna ofrecida por
nuestro presidente nos volvió más sensatos.
Cuando nos llamó a “Pensar como País”, al
ahorro de los recursos, a prevalecer invictos,
lo hicimos, pero a la vez actuamos; esa fue
otra demostración de resistencia y
convicciones definidas que se arraigaban.

El enemigo pensó en cada medida de asfixia,
calculó cada sector a derrumbar,  lleno de
malicia, odio y furia desmedida trazó una
estrategia de desestabilización; sin embargo
este verde caimán salió valiente a desafiarlas,
entabló nuevos lazos solidarios y resistió
como lo ha hecho durante 60 años.

IVAdiós 2019, Bienvenido 2020!

Se acaba otro calendario. Ya los días de júbilose respiran en el pueblo batallador. Reina la
alegría en las calles cubanas, la añoranza del
31, el aroma de fiesta, el humo desprendido
del cerdo asado, la hora cero. Será el
momento exacto en que todos gritamos: ¡Feliz año nuevo!

El justo instante en que se abrazarán con
euforia las familias y amigos. Correrán las
espumas de las bebidas y los fuegos
artificiales estremecerán al cielo.

La hora cero, serán los instantes en que nos
alegraremos de seguir vivos, de persistir, de soñar. Con el agua impactando contra las calles
retomaremos tradiciones.

Diremos adiós a “lo malo”, quemaremos el
muñeco confeccionado con los  retazos del
año viejo y esperanzados pediremos lograr
nuestros propósitos.

Serán los instantes de reír, de llorar, de
recordar al que ya no está con vida, de
agradecer el fruto nuevo de la descendencia.
Se nos esfuma ya el 2019, pero permanecen
los principios, la continuidad, la persistencia,
los valores, la fidelidad y la entrega porque
somos sencillamente ¡Cubanos!¡Felicidades!

¡Adiós 2019!¡Bienvenido 2020!