PERÚ. TIEMPOS DE REFLEXIÓN, TIENEN QUE SER TIEMPOS DE CAMBIO

Por BRISA MARINA HURTADO DE MENDOZA


Desde todos los rincones de la patria, lacerando nuestro vivir, nos llega el duelo que envuelve a nuestros compatriotas, tras la presencia de un virus y las consecuencias letales de un modelo económico y social que bajo la tutela de Fujimori y sus cómplices se plasmó en la Constitución del 93.

Volviendo la mirada veremos 50 años en los que se ha desmantelado hospitales, se ha creado leyes para privatizar servicios, se ha arrinconado a los médicos, enfermeras y personal de salud en el seguro social y el Minsa, impulsando el desarrollo de los grupos de poder, que ahora detentan la propiedad de clínicas, laboratorios, consultorios a nivel nacional. ¿Cómo pretendemos que las cosas cambien si son los mismos actores que han implementado la privatización y el caos, los que toman la posta en salud y en el gabinete?

Como dice Naomi Klein “La historia está formada por una sucesión de “shocks” (los shocks de las guerras, los desastres naturales y las crisis económicas) y sus secuelas.

El resultado viene dado por el “capitalismo del desastre”, es decir, “soluciones” calculadas de libre mercado como respuesta a las crisis que explotan y exacerban las desigualdades ya existentes” Los peruanos no somos ajenos ni ignoramos que antes del desastre sembrado por Covid 19, nuestra economía y la situación social que atravesábamos era crítica.

Mientras se multiplica la pandemia, los estados de cuarentena dirigen a la población al único objetivo de protegerse y proteger su salud y su fuente de trabajo sí la tiene. Se crean las mejores condiciones para que las élites y el gobierno implemente no sólo agendas políticas para colocar topos del imperialismo en el poder, sino también para canalizar subsidios a las grandes empresas y grupos de poder, bajo la modalidad de crédito.

Con la historia del crecimiento económico y la reducción del Producto Bruto Interno, hoy nos hablan de reactivar proyectos mineros, e implementar otros que las élites demandan Los peruanos debemos tener claro que el Producto Bruto Interno es un parámetro que sólo ha servido para justificar la desigualdad y la injusticia, De qué nos sirvieron crecer al 8% al 6% durante las décadas pasadas.

Ahora bajo ese mismo criterio pretenden reactivar la construcción del terminal portuario de Paracas para trasladar y almacenar minerales sin el menor respeto al ecosistema único en el mundo, sin el menor respeto a la salud de la población. NO DEBEMOS PERMITIRLO.

Ante este vacío político en que los voceros de los grupos están orientando sus acciones a las próximas elecciones, los ciudadanos del Perú demos reflexionar sobre la necesidad de cambiar la constitución del 93 e ir a un PROCESO CONSTITUYENTE DESDE LOS PUEBLOS, es tiempo de que el pueblo se ponga de pie, para ir por un sistema justo en el que estemos representados, y es tiempo de que nos pronunciemos sobre los problemas y concesiones que se hacen en este siniestro período.

Mientras miles de peruanos, comunidades nativas y campesinas, imploran por una cama en el hospital o un balón de oxígeno. NO HAY DERECHO.